RAP surge en las postrimerías de la crisis del 2001 y 2002 de la vocación de varias personas que venían del mundo privado y académico, que no se conocían hasta ese momento, y que iniciaron procesos de búsqueda individual sobre qué aportar y desde qué lugar para ayudar a que la situación del país mejore. Las circunstancias hicieron que varios se crucen en sus procesos de búsqueda y decidan trabajar en conjunto buscando ayudar a fortalecer y mejorar la dirigencia política desde un ámbito de pluralidad y diversidad, y sobre todo contribuir a reducir la exacerbada confrontación que existe desde hace mucho tiempo en la política argentina, y hacer un aporte a mejorar la calidad técnica y académica de los análisis sobre las diversas problemáticas que enfrenta el país, alentando que los mismos se hagan a partir de evidencia y no de percepciones. Para ello RAP fomenta una mayor interacción de la política con la sociedad civil, la academia, los centros de pensamiento y con actores de diversos ámbitos de la sociedad, tratando de romper una cultura de compartimientos estancos y fomentar la construcción de confianza y el diálogo. La visión es que estos antagonismos y estos déficits en los análisis han generado una enorme volatilidad y pendularidad en la política pública y que eso a lo largo del tiempo ha generado recurrentes y profundas crisis que han llevado al país a un sendero de divergencia respecto del desarrollo sustentable e inclusivo, y a un deterioro del funcionamiento institucional.
El surgimiento de RAP es muy sui generis, ligado al contexto o y la problemática argentina. Durante los primeros tiempos se buscaron experiencias internacionales de las que se pudiera aprender y tomar buenas prácticas, pero no se encontraron organizaciones que tuvieran el anclaje cultura en la pluralidad y la diversidad que es la característica central de Fundación RAP. Sí se miraron algunos aspectos de experiencias tales como la de las fundaciones políticas alemanas (que tienen como particularidad la homogeneidad partidaria / ideológica), pero la verdad es que se tuvo que ir construyendo un camino o propio, probando y aprendiendo.
El foco central de RAP son las personas que se dedican a la política con una perspectiva plural y diversa, que compartan motivaciones y objetivos, a quienes se invita a que formen parte de la fundación. RAP no es un centro de pensamiento ni se dedica a generar propuestas de políticas públicas para problemas determinados. Tiene básicamente tres grandes líneas de acción.

La primera línea de acción está constituida por actividades que buscan la formación y capacitación de políticos y que alientan la construcción de amistad cívica; aquí se trata de propiciar el conocimiento de herramientas, el desarrollo de destrezas, el conocimiento de buenas prácticas, etc.

La segunda línea de acción, que comenzó o a desarrollarse en forma más sistemática desde el 2012, busca generar un ámbito de análisis sobre las principales problemáticas que hacen al desarrollo sustentable en inclusivo del país, entender dónde está los principales problemas, brechas o deficiencias existentes, y pensar en propuestas para enfrentarlas / superarlas. Para ello se constituyeron grupos estables de político con focos temáticos en siete cuestiones claves (Educación, Infraestructura Institucional, Desarrollo Sostenible, Inclusión Social, Federalismo, Inserción Internacional y Seguridad y Crimen Organizado), en todos los casos respetando la diversidad y pluralidad -característica de la fundación-. También se realizan talleres, seminarios, viajes al exterior, hay interacciones con expertos y referente del mundo académico, de centros de pensamiento, de la sociedad civil, del mundo empresario y sindical -tanto del ámbito local como del internacional-, con el objetivo de dar información y diversas miradas sobre estos problemas, y de esa manera que los grupos puedan ir construyendo visiones compartidas y puedan identificar y trabajar disensos, y generar propuestas de políticas públicas.

La tercera línea de acción es, en la medida que se vayan generando acuerdos o consensos para enfrentar determinadas problemáticas, ayudar a los políticos integrantes de la fundación, a trabajar en conjunto para impulsar los mismos. Esto puede tomar la forma de algunas medidas o políticas desde el ámbito ejecutivo en distintos niveles de gobierno, como el impulso a marcos normativos o de una legislación, también en distintos niveles de gobierno. Estas no son iniciativas o proyectos de RAP, sino que lo que la fundación busca ser facilitador, colaborador, generador de ámbitos y vínculos necesarios para que los políticos que integran la fundación puedan llevar adelante iniciativas y/o generar proyectos en función de los acuerdos que ellos mismos van construyendo.

Nunca se ha tomado el rol de generar un plan de gobierno, ni de trabajar en forma directa con un gobierno determinado, ya sea a nivel nacional, provincial o municipal. El foco es personal en los políticos que forman parte de la red, y en generar estas plataformas plurales y transversales de trabajo conjunto entre ellos.

Cabe aclarar que Fundación RAP tiene su oficina principal en la Ciudad de Buenos Aires, pero también posee nodos en Córdoba, Santa Fe y Mendoza que organizan actividades orientadas a políticos de esas provincias.
La característica más distintiva de RAP es la pluralidad y la diversidad, y buscamos trabajar con político de distintos partidos, de diversas ideologías, distintos lugares del país, distintos niveles de responsabilidad, que compartan la vocación de fortalecer una democracia republicana y representativa, alentar la mejora del funcionamiento institucional, y el deseo de propiciar el desarrollo sustentable e inclusivo del país. Se busca trabajar con políticos que estén dispuestos a invertir tiempo personal en la generación de lo que llamamos “amistad cívica”, vínculos de confianza interpersonal donde dejemos de lado nuestros prejuicios y busquemos a través del análisis y del diálogo una construcción diversa en pos de estos objetivos. Se alienta la búsqueda de acuerdos y consensos, pero siempre en un marco de respeto a los disensos ya que por definición trabajamos con políticos que tienen distintas visiones e ideologías. Como organización RAP tiene una cultura de no tomar posición, ni emitir opinión sobre ningún tema, ni tomar parte del debate público de los mismos, sino que RAP se considera como un ámbito facilitador, un espacio de encuentro para llevar adelante estos análisis y diálogos.
El proceso de incorporación tiene varias etapas. Comienza con la postulación del candidato, la búsqueda de referencias y el análisis del perfil. La Comisión Política del Consejo de Administración de RAP procesa los pedidos y considera a los candidatos teniendo en cuenta diferentes aspectos que aseguren la pluralidad y la diversidad dentro de la fundación. Luego el Consejo de Administración decide los ingresos y, antes de incorporar definitivamente a los postulantes, se realizan consultas a los políticos RAP. Al día de hoy, unos 400 dirigentes están postulados para ingresar a Fundación RAP. Si querés saber más acerca de las incorporaciones, navegá la sección POLÍTICOS RAP.
No, los políticos RAP no trabajan en la Fundación. Forman parte de la comunidad de RAP y participan de diferentes actividades que son organizadas exclusivamente para ellos. Si querés saber más acerca de las actividades que se realizan en RAP, navegá la sección NUESTRO TRABAJO.
No. Además nuestra política interna prohíbe difundir los datos personales de los políticos que pertenecen a la fundación. Hay otros canales que son los adecuados para contactarlos, en caso de que cualquier ciudadano quiera hacerlo.
Una de las particularidades de la política argentina ha sido la fragmentación del sistema de partidos del país; es algo que ha venido sucediendo a través de las décadas, pero que tomó más vigor con la crisis del año 2001, y que ha dado lugar a que los dos grandes partidos tradicionales del país se fracturaran y surgieran nuevas fuerzas a partir de dirigentes de los mismos, como así también a que aparecieran partidos nuevos a nivel nacional, provincial y municipal.
Dentro de la cultura de diversidad y pluralismo, RAP ha buscado sumar a la red a políticos representativos de los distintos partidos, fundamentalmente a nivel nacional, pero también muchos a nivel sub nacional. Nunca ha sido el foco fomentar la unificación o la generación de alianzas ni electorales ni de gobierno. Eso puede suceder como parte de la lógica política imperante en el país y no como acción del trabajo de la fundación. RAP es muy respetuosa de la identidad y la diversidad de cada uno de los participantes.
Sí se busca y alienta el análisis y la discusión conjunta de problemas que hacen el desarrollo sustentable e inclusivo del país, al fortalecimiento de la democracia y del funcionamiento institucional. Ese trabajo conjunto puede llevar a que algunos políticos decidan impulsar en forma conjunta, independientemente de su diversidad partidaria o ideológica, determinadas iniciativas. RAP cree firmemente que es posible trabajar en conjunto en algunos ámbitos y sobre algunos temas y competir electoralmente al mismo tiempo.
Dentro de este marco general, es cierto que a partir de la conformación de Cambiemos, si se suman los políticos del Pro y de la Unión Cívica Radical en conjunto, los mismos tienen una presencia importante en RAP -por más que los políticos representantes del peronismo, en sus diversas manifestaciones o espacios, siguen siendo individualmente los más numerosos desde la perspectiva partidaria-. También es cierto que con la mencionada volatilidad que tiene el sistema político, se van conformando alianzas diferentes a nivel nacional y a nivel sub nacional, y tenemos casos de políticos de la Unión Cívica Radical que no forman parte de Cambiemos y que a nivel provincial forman parte de alianzas que compiten electoralmente con Cambiemos; de la misma forma hay referentes de otros partidos que en algún momento fueron oposición a algún gobierno peronista y que luego forman alianzas electorales con referentes del mismo partido. El sistema de partidos argentino, al igual que muchos en el mundo, está en pleno proceso de transformación y seguramente se verá mucha volatilidad todavía en los próximos años.
Por otra parte,todos los años se incorporan a RAP varios políticos y se busca siempre mantener el equilibrio en términos de diversidad y pluralidad para no estar sesgados.
Que haya muchos políticos de Cambiemos no genera ningún tipo de condicionantes para la fundación. Esto sucede fundamentalmente porque RAP tiene una agenda clara de trabajo que no está ligada a la coyuntura, y sobre todo porque no se toma posición ni se emite opinión sobre temas, y el foco es ser facilitador de una plataforma de análisis y de diálogo de la cual participan políticos que son del oficialismo de turno, como así también los que son de la oposición de turno. Esto sucede a nivel nacional, y a veces a nivel sub nacional, como por ejemplo en la provincia de Córdoba, los roles se invierten pero seguimos desarrollando el mismo tipo de trabajo en ambos ámbitos.
La Fundación tiene como política cubrir los costos de organización de las actividades y los costos inherentes a la participación de los Políticos RAP en las mismas. Para ello se lleva adelante un esfuerzo permanente de desarrollo de fondos basado en algunos principios básicos:

-Amplitud de la base de adherentes, de forma que no haya dependencia de ningún donante individual – ningún donante alcanza al 5% del total de los ingresos de la fundación. Esto reduce el riesgo financiero y minimiza cualquier riesgo de intento de influenciarnos de parte de algún donante.
-Transparencia en la recepción de donaciones y en la utilización de las mismas.
-Informes periódicos a donantes, auditoría externa de Deloitte.

La estrategia de financiamiento fue desarrollar en una primera etapa (2003-2004) una Comunidad de Donantes individuales (personas físicas) que apoyaran el desarrollo inicial de la fundación. Dicha comunidad permitió financiar las actividades de RAP durante sus primeros dos años de vida. Con la obtención de la personería jurídica (Fundación) a fines de 2004 se pasa a una segunda etapa en la cual comienzan a incorporarse donantes institucionales del ámbito local (empresas basadas en Argentina -locales y multinacionales- y organizaciones de la sociedad civil). Con una trayectoria ya establecida y una validación brindada por la comunidad de donantes locales, en el 2007 se comenzó a desarrollar la estrategia de búsqueda de donantes internacionales y en 2008 se comenzaron a recibir los primeros apoyos de organizaciones internacionales como ser de la Agencia de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) de España, de Avina, del National Endowment for Democracy (NED), del Instituto Internacional Demócrata (NDI), del New Zealand International Aid and Development Agency (NZAID), Fundación Pablo Iglesias de España, del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y del United Nations Democracy Fund (UNDEF), Australian AID, etc. Los fondos de cooperación internacional ya casi no están disponibles para Argentina (ni para la mayoría de los países de la región por haber llegado a estándares de renta media), y el financiamiento de RAP hoy es fundamentalmente de empresas y en menor parte de personas.

Las políticas que tenemos vigentes para donaciones incluyen poner un tope a las donaciones individuales que podemos recibir (nadie hoy representa más del 5% de nuestros ingresos), que no podemos recibir fondos de políticos o ex políticos y de empresas controladas / vinculadas con ellos, y que tampoco podemos recibir fondos de empresas de medios de comunicación o de juego. Tenemos además procedimientos internos por el cual el Consejo de Administración de RAP analiza casos de sectores o empresas que puedan ser susceptibles de cuestionamientos legales.
Desde 2008 RAP viene organizando actividades en el exterior que tienen diversos objetivo: Fortalecer la Amistad Cívica entre Políticos RAP; Fomentar la generación de vínculos de confianza entre Políticos RAP y referentes / directivos de diversos sectores; Tomar conocimiento y aprender de buenas prácticas sobre funcionamiento institucional, funcionamiento de partidos políticos, y desarrollo de políticas públicas; y Llevar adelante análisis y diálogos con un alto nivel técnico - académico sobre cuestiones claves para la promoción del desarrollo sustentable e inclusivo de Argentina.

Estas actividades en el exterior toman dos modalidades fundamentalmente: las primeras son viajes con foco temático específicos en las cuales como parte de la visita se busca interactuar con académicos, centros de pensamiento, organizaciones de la sociedad civil, políticos, organismos multilaterales, organismos públicos, funcionarios, etc. para conocer sus visiones y perspectivas sobre alguna realidad específica. Estos viajes son en general sólo de políticos, pero en algunos casos han participado de los mismos referentes de la academia, de la sociedad civil y/o del empresariado.

Los viajes realizados bajo esta modalidad, y los temas principales cubiertos en los mismos, han sido los siguientes:

· España, Fundación Pablo Iglesias (2008): Vínculo de las autonomías con el gobierno central
· Madrid, Fundación Pablo Iglesias (2008): funcionamiento de partidos políticos (PSOE y PP)
· Nueva Zelandia (2009): transparencia y rendición de cuentas
· Londres (2010): funcionamiento legislativo; sistema de desempleo
· Colombia, Bogotá y Medellín (2011): desarrollo local, inclusión social, seguridad ciudadana
· Colombia, Bogotá y Medellín (2012): desarrollo local, inclusión social, seguridad ciudadana
· Australia, Universidad Tecnológica de Queensland (2012): Instituciones democráticas
· Brasil (2012): Calidad educativa; evaluación y metas educativas
· Nueva Orleans, Tulane University (2013): Inclusión cocial
· Washington / Nueva York (2013): Desarrollo sustentable
· Helsinki, Universidad de Turku (2014): El sistema educativo finlandés; formación docente
· Chile (2016): La reforma educativa y universitaria
· Australia, Swinburne University of Technology (2017): Productividad y desarrollo sustentable

En segundo lugar, se desarrollan actividades en prestigiosos centros académicos bajo un formato que llamamos simposios de las que participan Políticos RAP y referentes del empresariado, de la sociedad civil, de centros de pensamiento y de la academia. En algunos casos los simposios han tenido una agenda que ha cubierto una variedad amplia de temas y en otros casos ha tenido mayor foco temático.

Lo que buscamos para elegir las universidades donde desarrollamos estos eventos es la excelencia académica en los temas que buscamos cubrir. Es cierto que en el pasado han sido universidades en Estados Unidos, fundamentalmente por el hecho que en todos los casos hemos contado con la colaboración de académicos argentinos y de Centros de Estudios que nos ayudan con la organización de las actividades y la convocatoria de expositores de calidad. En este momento estamos analizando oportunidades de realizar eventos de este tipo en Madrid y en la Universidad de Cambridge, Inglaterra. No creemos que se pueda decir que las universidades tienen un posicionamiento ideológico determinado; creemos más bien que una característica de las mismas es tener académicos que son libres pensadores y que vienen de diversos países del mundo. Hemos tenido en nuestras actividades expositores argentinos, venezolanos, mexicanos, colombianos, brasileños, de distintos países de Europa, sudafricanos, australianos, indios, canadienses, etc., y de orientaciones ideológicas que van desde la izquierda hasta la derecha.

Excelencia y pluralidad es lo que siempre buscamos tener en nuestras actividades. A modo de ejemplo, las últimas dos actividades en las universidades de Columbia y Stanford contaron con la participación de más de 30 Políticos RAP y más de 30 dirigentes empresariales de la sociedad civil, y la presencia de 25-30 expositores en cada una, entre quienes se desatacan presentaciones especiales a cargo de Ernesto Zedillo, Francis Fukuyama, Joseph Stieglitz y Condoleeza Rice.

Los viajes realizados bajo esta modalidad, y los temas principales cubiertos en los mismos, han sido los siguientes:

· Simposio RAP en Harvard Univesity (2010): Imaginando el futuro de la Argentina.
· Simposio RAP en Columbia (2012): Acuerdos básicos para el desarrollo.
· Segundo Simposio RAP en Harvard University (2014): Instituciones y desarrollo.
· Simposio RAP en Georgetown University (2015): Desafíos de la inserción internacional.
· Segundo Simposio RAP en Columbia University (2016): Democracia y desarrollo.
· Simposio en Stanford University (2017): Disrupción: desafíos de la nueva era.
Si te interesa involucrarte, ponete en contacto con el área de Desarrollo Institucional mandando un correo a gestion@fundacionrap.org o llamando al (54) 011 4322-0773.